Por Kara Wyman

Traducido por María José Carreño, Tu clase, tu país.

En esta era digital de aplicaciones, redes sociales, y tendencias siempre cambiantes, puede ser difícil seguirle el ritmo a nuestros estudiantes, atraer su atención, y conectar el currículum a sus vidas tan centradas en la tecnología. Pero hay maneras de mantenerte relevante sin que te exija investigar cada app y tendencia que hay allá afuera. Acá hay algunos enfoques que puedes intentar

Haz que tus estudiantes hagan presentaciones sobre apps

En vez de navegar por la web para intentar averiguar qué apps están de moda y por qué, haz que tus estudiantes preparen presentaciones bien investigadas sobre sus apps favoritas, explicando cómo funcionan, cuáles son sus objetivos, cómo alcanzarlos, y lo que las hace mejores que sus competidoras. Puedes incluso incluirlas en el currículum si quieres que tus estudiantes decidan cuál es la mejor app relacionada a materias como biología, escritura, o aprender un lenguaje extranjero.
Quizás incluso podrías pedirles que defiendan por qué una aplicación en particular debería usarse en tu clase, demostrando cómo mejora el aprendizaje mientras mantiene a los alumnos interesados.

¿Quieres que los estudiantes elijan de una lista de aplicaciones ya revisadas y calificadas apropiadas para el grupo de edad de sus alumnos? Consulta la lista de productos de investigación investigados y revisados ​​de Common Sense Education aquí.

Construye tiempo para compartir

Sin importar el nivel en el que enseñes, los estudiantes tienden a disfrutar los momentos donde pueden compartir algo sobre sus vidas, incluyendo los programas de TV que aman ver por horas, a quién siguen en redes sociales y por qué, etc. Puedes usar esa información para mejorar la forma en que tratas de relacionar las lecciones con sus vidas y construir conexiones significativas con ellos, al mostrar que reconoces que tienen historias que contar y opiniones que vale la pena compartir.

A veces la manera de conectar con un estudiante tímido u obstinado es tomarte el tiempo de preguntarle sobre sus YouTubers, videojuegos, o sitios web favoritos. Puede que ese momento sea el que ilumine su día y sirva como el comienzo de un puente de confianza.  A menudo estamos tan involucrados con nuestro plan de enseñanza y nuestras múltiples listas de tareas que es fácil olvidar construir momentos donde invitas a tus estudiantes a compartir contigo, mostrándoles que también tienen algo que enseñarte. Una manera fácil es hacer que tus estudiantes llenen “tickets de salida” y agrega un elemento divertido. Por ejemplo, antes de que los estudiantes salgan de clases, pídeles que escriban tres cosas que aprendieron ese día, dos preguntas que todavía tengan, y un sitio web o app que los ha ayudado con una tarea o proyecto.

Crea encuestas online

Al preparar tu próxima unidad, crea una encuesta para averiguar qué les interesa a tus estudiantes y cómo puedes relacionarlos a las lecciones y actividades que se vienen. Ya sea creando una encuesta en línea con SurveyMonkey o haciéndola en papel para que tus alumnos la contesten en clases, tu esfuerzo le muestra a los estudiantes que te importa lo que piensan, sin ponerlos individualmente en evidencia.

Acá hay un ejemplo real: digamos que estás planeando una unidad que requiera que los estudiantes escriban y entreguen un discurso bien investigado.  Crea una encuesta preguntándoles cuáles creen que son los problemas más importantes que enfrentan los estudiantes de su edad en su comunidad, o pregúntales qué celebridad creen que representa mejor los valores y problemas del país. A partir de ahí, los estudiantes estarán intrigados y tú puedes usar sus respuestas para mejorar sus planes, haciendo que la unidad sea relevante e interesante.

Discutan juntos los pros y contras

Cuando se trata de redes sociales, envío de mensajes, smartphones, y otros dispositivos tecnológicos, crea oportunidades para un diálogo abierto para discutir con tus alumnos los pros y contras. Es fácil iniciar esas conversaciones con “en mis tiempos…” pero si empezamos preguntándoles qué les gusta y qué les disgusta de twittear versus hablar o emojis versus palabras, nos mantenemos abiertos al intercambio de ideas, al igual que ellos. Es una oportunidad de aprender del otro y considerar diferentes puntos de vista. Incluso puedes conectarlo al currículum. Al estudiar Romeo y Julieta, pregúntale a tus estudiantes cómo los smartphones habrían impactado sus estilos de comunicación y la progresión de su relación. En una clase de ciencias, muéstrale a tus alumnos estudios que aborden cómo las redes sociales estimulan el cerebro e impactan la toma de decisiones, y pregúntales cómo se relaciona eso a sus propias vidas.

Comparte con otros profesores

Cada profesor y profesora tiene su propio estilo para relacionarse con sus estudiantes, pero compartir entre nosotros puede ayudarnos a mejorar y mantenernos al día para que no haya una gran división digital entre nosotros y nuestros estudiantes. Enfrentémoslo: es imposible mantenerse arriba de todas las últimas tendencias. Sin embargo, es importante estar conscientes de las tendencias que llegan más allá, para que los miembros del equipo escolar estén todos en la misma página cuando se trata de abordar temas como el ciberbullying o temas como la alfabetización digital y ciudadanía digital. Mientras más compartamos sobre lo que interesa a nuestros estudiantes, más podremos conectarnos con ellos mientras los guiamos en la dirección correcta.

Fuente original:

5 Easy Ways Teachers Can Stay Relevant in the Digital Age