[vc_row][vc_column][vc_column_text css=”.vc_custom_1521129996718{margin-bottom: 0px !important;}”]

Este 22 de marzo, como todos los años desde 1992, se celebra el Día Mundial del Agua, una jornada donde se busca elevar la conciencia de la humanidad respecto de la importancia que tiene el agua dulce y de defender la gestión sostenible de este recurso.

Este año 2018, el lema es “Soluciones para el agua basadas en la naturaleza”. Según la ONU, se busca “explorar cómo la naturaleza puede ayudarnos a superar los desafíos que plantea el agua en el siglo XXI”.

Aunque el cuidado del agua es una práctica que se debe impulsar en todos los estamentos de la sociedad, como docentes siempre podemos aportar nuestro grano de arena y enseñar buenas prácticas del cuidado del agua a nuestros alumnos y alumnas.

Al respecto, el profesor de Biología y especialista temático en Ciencias de Tu clase, tu país, Esteban Campbell, nos da algunas ideas.

  1. Cada vez que laves tus dientes, procura mantener cerrada la llave mientras los cepillas. Ábrela solo cuando los enjuagues. De esta forma, puedes ahorrar 10 L de agua por cada cepillado.

  2. Evita tomar duchas que superen los diez minutos. Además, mientras te estés duchando, corta el agua cuando te apliques jabón y champú. Con estas medidas, podrías llegar a ahorrar cerca de 100 L cada vez que tomes un baño.

  3. Lava las frutas y verduras al interior de un recipiente, en lugar de dejar corriendo el agua de la llave. Esto te podría permitir ahorrar hasta 10 L por vez.

  4. Si lavas la loza a mano, cierra la llave cuando estés enjabonándola. Además, remoja las ollas y sartenes para ablandar los restos de comida, en vez de dejarlos sobre el grifo abierto. Con estas medidas, podrías ahorrar unos 50 L por lavado.

  5. Utiliza la lavadora y el lavavajillas con carga completa, o bien usa ciclos de lavado cortos. De esta manera puedes ahorrar de 2500 a 2800 litros cada mes.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]