Las técnicas de enseñanza pueden ser centradas en el docente, en el alumno, en el contenido e interactivas o participativas.

Cada técnica de enseñanza tiene sus propios pros y contras. Para que todo el proceso sea efectivo, los profesores generalmente combinan dos o más de estas técnicas. Te invitamos a echar un vistazo a algunas técnicas de enseñanza simples que podrán mejorar los aprendizajes de tus estudiantes:

 

  • Discusión en clase: los profesores dividen a toda la clase en grupos pequeños y les dan un tema de discusión para que los estudiantes puedan aportar ideas sobre el tema o soluciones a un problema en un corto periodo de tiempo. Este método ayuda a estimular la discusión y obtener comentarios de los estudiantes.

 

  • Storytelling: Con esta técnica, los profesores presentan los contenidos en forma de historias. También pueden crear historias relacionadas con el tema en medio de una lección para que la sesión sea más interesante. Como los estudiantes generalmente aman escuchar historias, este método de enseñanza seguramente atraerá su atención.

 

  • Estudiantes/profesores: con este método, los estudiantes asumen el papel de profesores. Se les pedirá que preparen lecciones y que enseñen al resto de los estudiantes. A cada estudiante se le asignará un tema y se le dará tiempo suficiente, por ejemplo, una semana, para recopilar información y materiales para la enseñanza. Este método está destinado a desarrollar sus habilidades de investigación y presentación. 

 

  • Gamificación: independiente del grado de tus alumnos, puedes aplicar la gamificación en su aula para que el aprendizaje sea divertido. A los estudiantes siempre les encanta jugar y este método puede eliminar el estrés de las clases típicas. Los elementos del juego tales como insignias y puntos se pueden usar para mantener a los estudiantes comprometidos y activos durante toda la clase.

 

  • Tutoría entre compañeros: con esta técnica flexible, los estudiantes asumen el papel de tutores académicos. Un estudiante con un rendimiento más alto puede dar tutoría o ayudar a los estudiantes con un rendimiento más bajo. Los profesores pueden identificar a los estudiantes que son expertos en ciertos temas para ayudar a aquellos con una falta de conocimiento más profundo sobre el mismo. Esto también promueve la cooperación, el intercambio y la amistad en el aula.

 

  • Solo un minuto: esta es una actividad que generalmente se realiza en clase después de completar una sesión de estudio. Los estudiantes serán seleccionados al azar y se les pedirá que den un discurso sobre las áreas importantes de la lección en un minuto. Esto no solo les ayuda a recordar los puntos de la lección, sino también a encuadrarlos de manera efectiva en el período de tiempo dado.