En el día del libro, Tu Clase quiere invitar a todos los profesionales de la educación a continuar perfeccionando sus conocimientos con 7 interesantes lecturas que hemos seleccionado para ustedes.

Incluimos links de compra para cada ejemplar, esperando que junto a estas lecturas puedan sacar ideas para poner en práctica dentro del aula, amplíen sus conocimientos académicos o tan solo disfruten de crónicas y relatos realizados por diferentes profesores acerca de la realidad de ser educadores.

“Ser Maestro” –  Desde que Raúl Bermejo comenzó a ejercer su profesión, supo que las cosas debían hacerse de manera diferente; que los métodos tradicionales de enseñanza no correspondían con lo que la vida les exige luego a los adultos. Con la convicción de que el objetivo de un docente no es conseguir que los niños completen fichas, ni acabar con los contenidos previstos para el curso, dejando de lado las necesidades y ritmo de los adultos, el autor quiso probar nuevas herramientas pensadas más desde las particularidades de cada clase y de cada niño, al comprobar que sus prácticas innovadoras funcionaban, comenzó a compartirlas en la red.

“Enseñar, un viaje en cómic” – Es un libro inspirador y atrevido que se desarrolla a través del humor, sus autores William Ayers y Ryan Tanner, entregan herramientas que permiten al lector abrir su mente frente a nuevas opciones, posibilidades y enfoques con los que se puede generar un óptimo aprendizaje. Además, brinda una serie de consejos prácticos que los educadores no se pueden perder, reconceptualiza las formas tradicionales establecidas de educar y habla de que enseñar es una actividad interactiva que empieza y acaba mirando al alumno y que la enseñanza siempre está en desarrollo y nunca termina por completo.

“Carta a los nuevos maestros” – El libro de Jaume Cela y Juli Palou, es sobre todo, lo que su título indica: una carta que los autores dirigen a todas las personas que quieren ser maestros. A lo largo de sus páginas, se detienen en los puntos más destacados del ejercicio de esta profesión tan apasionante y compleja, además de realizar un análisis a cuáles son los elementos que deben estar presentes en toda acción educativa, sea cual sea el marco social en el que se sitúe.

 

“La educación como práctica de la libertad”¿Qué significa educar, en medio de las agudas y dolorosas transformaciones que están viviendo nuestras sociedades latinoamericanas? Paulo Freire nos contesta diciendo que la educación verdadera es praxis, reflexión y acción del hombre sobre el mundo para transformarlo. La pedagogía del autor es, por excelencia, una “pedagogía del oprimido”. No postula, por lo tanto, modelos de adaptación, ni de transición, ni de “modernidad “ de nuestras sociedades. Postula modelos de ruptura, de cambio, de transformación total.

“La nueva Educación” – César Bona, uno de los cincuenta mejores maestros del mundo según el Global Teacher Prize, nos cuenta en este libro que ser maestro no es acomodar a los alumnos a unos planes de estudio: todo educador debe adaptarse al motor imparable y entusiasmado de un niño. Hay que motivarles y estimular su creatividad; porque los niños no son solo los adultos del mañana: son habitantes del presente. El autor relata anécdotas, nos cuenta los momentos clave en su vida que le convirtieron en el maestro que es y nos muestra que la metodología de enseñanza más efectiva es implicarse con los alumnos, señalando que el educador es un ser privilegiado por su capacidad de impartir conocimiento.

“Dar clase con la boca cerrada” – De Don Finkel, no está pensado en ser un manual para profesores; su objetivo es provocar la reflexión en las distintas formas en que se puede organizar la enseñanza. El libro entabla conversación con los lectores sobre la educación. De esta manera, su propósito no es tanto reformar la educación en sí misma, sino originar un diálogo fructífero sobre la enseñanza y el aprendizaje entre las personas que están interesadas en el complejo mundo de la educación.

“Escuelas Creativas” – Ken Robinson señala que en una época en la que los procesos de evaluación se estandarizan, las escuelas pasan por momentos difíciles y tanto estudiantes como educadores sufren una presión enorme, hay que darle a la educación un enfoque personalizado. Sugiere aprovechar el potencial de los recursos tecnológicos y profesionales disponibles y fomentar así, la participación de los estudiantes para que pierdan el miedo a equivocarse, desarrollen su pasión por aprender y su creatividad, y estén preparados para afrontar los retos que les depare el futuro. Este libro le hará replantearse muchas ideas preconcebidas y le ayudará a reflexionar sobre cuál es realmente el verdadero sentido de la educación en el siglo XXI.

 

* Referencias: www.casadellibro.com