Un profesional de la educación que trabaja en su bienestar personal, a la vez perfecciona su trabajo docente.

En el contexto mundial en que nos encontramos, los sentimientos de ansiedad e incertidumbre han aumentado en toda la población; ya sea por el encierro que conlleva la emergencia sanitaria o los cambios en nuestra rutina. Debido a toda la conmoción que produce llevar más de un año viviendo en pandemia, es importante dedicarnos un momento para velar por nuestro bienestar personal.

El Mindfulness busca alcanzar un estado de conciencia, en el cual estemos centrados en el presente y concentremos nuestra atención hacia nuestros sentidos.  Al poner en práctica actividades que propone este método, podemos desarrollar dominio sobre nuestras emociones, además de dejar de vivir en modo “piloto automático”.

Esto, a través de técnicas de meditación, concentración y relajación, que buscan calmar la mente y el cuerpo mediante el control de la respiración y el movimiento. Lo interesante de esto, es que puede durar la cantidad de tiempo que la persona considere necesaria y además, puede adecuarlo a su propio ritmo e intención. El fin es el mismo: estar consciente de nuestro actuar y emociones.

 

¿Cómo practicar Mindfulness?

*Fuente: codigonuevo.com

Una rápida manera de practicarlo, en cualquier momento que necesites reconectar contigo mismo, es esta: comienza por prestar atención a tu cuerpo, de preferencia cierra tus ojos. Siente el peso de tu cuerpo en la silla, en el suelo o donde te encuentres sentado. Realiza un par de respiraciones profundas: mientras respiras profundamente, permite que más oxígeno entre en tu cuerpo. Mientras exhalas, siente profundamente la relajación.

Lo destacable de este tipo de meditación, es que, a diferencia de otras en las cuales el objetivo es dejar la mente en blanco, es que en el estado de “Conciencia Plena”, debes enfocar tu atención, por ejemplo, en la respiración, ser plenamente consciente de ella; focalizándonos en algo concreto y a la vez, ralentizando nuestros pensamientos.

El Mindfulness dentro del aula

Ayuda a los alumnos a calmarse frente un contexto educativo que les provoque angustia o estrés. Además, es importante entregarles estas herramientas y no dejar de lado los aspectos relacionados al autoconocimiento y bienestar mental, dentro de los procesos de aprendizaje.  Aprenderán a afrontar situaciones críticas y a mejorar las relaciones entre compañeros/as, incrementando la creatividad y fomentando la buena convivencia escolar.

Beneficios de Mindfulness para los docentes *Fuente: psicologiaymente.com

– Fomenta su equilibrio emocional
– Aumenta la receptividad frente a las necesidades de sus alumnos
– Favorece las buenas relaciones personales en el trabajo
– Mejora el clima dentro del aula
– Apoya la reducción del estrés y mejora su enfoque atencional

Si prefieres practicar el Mindfulness de manera guiada, existen diferentes aplicaciones para celular con extenso contenido gratuito que puedes utilizar para relajarte, tales como: Mindfulness App, Headspace, Calm, Intimind y ElefanteZen. Ya no tienes excusa para no dedicarle unos minutos a tu bienestar mental.