Fomenta el aprendizaje a largo plazo de tus alumnos dentro del aula

¿Cómo es que los alumnos pueden recordar cierto tipo de información por el resto de sus vidas, pero otros contenidos parecen desaparecer al dar por terminada la clase? La ciencia propone que esto cambie a través del sistema de “Recuperación”.

Generalmente, el proceso de enseñanza está centrado en un método que fomenta el aprendizaje a corto plazo y que además posiciona el aprender de manera mecánica, utilizando las mismas herramientas y estrategias, con el único fin de que el alumno pueda rendir bien en sus evaluaciones.

En cambio, la “Recuperación” se centra en recordar deliberadamente la información y examinar lo que se ha aprendido de manera constante y dentro de la misma sala de clases. Se requiere poca preparación y puede incluirse fácilmente en el aula.

¿Cómo podemos aprovechar al máximo esta estrategia?

1- No basar la clase en tomar apuntes: cuando los alumnos están constantemente escribiendo y tomando notas, dividen su atención.

Además de estar atentos al contenido que se les está enseñando, también intentan catalogarlo bien dentro de sus apuntes.

Prioriza las pausas dentro del aula, para que en esa oportunidad los estudiantes puedan anotar los detalles más importantes de la clase, revisando los temas principales y fomentando la conversación entre el alumno y profesor.

2- Cuestionarios elaborados por los estudiantes: Impulsa a que los estudiantes sean activos dentro del proceso educativo, recopila preguntas que les hayan surgido o que ellos consideren un aporte al estudio de la materia.

Luego, súbelas a una plataforma de cuestionario como Quizizz. De esta forma, ubicarás a los alumnos en la posición del “evaluador” y así comprenden un poco de cómo es el sistema de evaluación.

Además, los estarás motivando a pasar un buen rato mientras aprenden, viendo como responden sus compañeros a las preguntas que ellos mismos han desarrollado.

 

La idea principal del uso de esta técnica, es que esta sea considerada como un método de aprendizaje y no como un sistema de evaluación.

A la vez, que se fomente el aprendizaje dentro del aula y que ayude a los estudiantes a comprender mejor lo que están aprendiendo y así, retengan la información que el docente les entrega.

Promoviendo a que el estudio sea constante a lo largo de todo el semestre escolar y no solo cuando se acerque el período de pruebas y exámenes.

Referencia: DitchThatTextbook