fbpx

El Aprendizaje Basado en Proyectos es una herramienta poderosa para el aula, aunque es inevitable que a veces se presenten diversas dificultades, por lo que tenemos soluciones para algunos problemas comunes que pueden encontrar los docentes.

Las grandes ideas pueden perder su atractivo cuando no se implementan bien. Pero eso no los convierte en malas ideas. Tal es el caso del Aprendizaje Basado en Proyectos, un enfoque complejo y poderoso para la enseñanza y el aprendizaje que está respaldado por una extensa investigación.

1- Falta de una conexión con el mundo real:

El ABP conecta a los estudiantes con el aprendizaje del mundo real en torno a preguntas desafiantes. Cuando el ABP carece de la conexión con el mundo real, puede parecer artificial y puede perder el poder de motivar a los estudiantes a participar en un aprendizaje más profundo.

Los profesores pueden establecer conexiones con el mundo real investigando un problema local o global, conectándose con los intereses y preocupaciones personales de los estudiantes, simulando un producto o un proceso profesional para resolver un problema del mundo real.

2- Centrarse en los productos por sobre el proceso:

El ABP se trata de proyectos, ¿verdad? No exactamente. Si bien existe un valor real en que los estudiantes aprendan a crear y refinar productos de aprendizaje presentados públicamente, en esencia, el ABP es poderoso porque es un proceso de aprendizaje impulsado por la indagación.

Involucrar a los estudiantes en el proceso de indagación implica guiarlos para que hagan preguntas significativas para investigar problemas convincentes del mundo real. A través de este proceso, los estudiantes desarrollan habilidades cruciales para resolver problemas y aprenden a generar soluciones creativas a problemas complejos. El ABP es poderoso porque enseña a los estudiantes no solo el contenido y el desarrollo de productos, sino también cómo aprender a través de la investigación.

3. No planificar el aprendizaje en torno a estándares y habilidades específicas:

Cuando un establecimiento no está obteniendo buenos resultados de los estudiantes a través del ABP, a veces ocurre porque no se ha desarrollado un proceso para diseñar la metodología en torno a estándares y habilidades específicas.

La realidad es que el ABP debe abordar los estándares de contenido estipulados. Una solución simple puede ser comenzar con el fin en mente durante el proceso de planificación. Ya sea que un docente esté abordando un área de contenido única o diseñando una unidad interdisciplinaria, una discusión sobre los estándares y cómo se pueden conectar con las oportunidades de aprendizaje del mundo real es un lugar poderoso para comenzar la planificación del ABP.

A esto se le debe seguir identificando cómo los estudiantes demostrarán el dominio de los conocimientos y habilidades específicos en puntos específicos durante el proceso de aprendizaje, el desarrollo del producto y las presentaciones finales del proyecto.

4- Evaluación del aprendizaje individual a través del trabajo en grupo:

A menudo se puede caer en la trampa de tratar de evaluar el aprendizaje individual a través de productos grupales, una tarea prácticamente imposible. Si bien la evaluación de los productos finales es importante, es fundamental planificar la evaluación tanto formativa como sumativa del aprendizaje individual a lo largo del curso de una unidad de ABP.

La evaluación formativa es especialmente importante para que puedas ayudar a los estudiantes a identificar y abordar las brechas en el aprendizaje a lo largo de la unidad.

5- Descuidar la construcción de una cultura de aula colaborativa:

La cultura en un aula de ABP se ve, se siente y suena diferente a la de la mayoría de las aulas tradicionales. En un aula de ABP, los estudiantes se apropian de su aprendizaje. Están colaborando con compañeros y adultos en un trabajo significativo, a menudo como parte de un equipo. Esta idea de pertenencia es poderosa y la investigación muestra que puede aumentar el compromiso y cerrar las brechas de rendimiento.

Sin embargo, si los estudiantes no han estado involucrados en este tipo de entorno centrado en el equipo en el pasado, puede crear desafíos reales para ellos y para la gestión general del aula. Un enfoque intencional para construir un aula colaborativa puede ser fundamental para la implementación exitosa del ABP.

Uno de los aspectos más gratificantes del ABP bien implementado es ver a los estudiantes prosperar como aprendices independientes y comprometidos. Al abordar de manera proactiva las dificultades antes de que surjan, se pueden lanzar experiencias poderosas que conducen a resultados sólidos para los estudiantes y que los hacen crecer como aprendices de por vida.

Fuente: Edutopia