fbpx

Un terapeuta ocupacional ofrece ejercicios simples para ayudar a los estudiantes desde preescolar hasta quinto grado a trabajar la autorregulación y control de su energía y emociones.

A través del trabajo de las habilidades de autorregulación entre los estudiantes, es posible desarrollar esta mejora en el control de las emociones de las niñas y niños, así reforzar constantemente las estrategias y los ejercicios en todo el entorno académico de manera multisensorial.

Aquí te presentamos algunos apoyos simples de autorregulación que pueden ser utilizados con sus estudiantes para abordar la desregulación emocional, la incapacidad de manejar bien las respuestas emocionales.

Ejercicios simples pero efectivos:

1. “Agarrar” con la mano: Este ejercicio físico de pequeños movimientos es una buena opción para aplicar cuando sus estudiantes están sintiendo baja energía física, alta energía física o altos niveles de emotividad.

¿Cómo realizarlo? Invitar a los estudiantes a que: junten las palmas de las manos juntas, crucen los pulgares, mantengan sus manos juntas con fuerza, manteniendo los codos cerca de su cuerpo. Repetir según sea necesario.

2. Chaqueta doblada: Sentarse en una superficie elevada, como puede ser sobre una pila de ropa, ayuda al sistema nervioso de los estudiantes a que salgan del “modo de lucha o huida”, por lo que esto puede ser una herramienta útil si tus alumnos sienten altos niveles de emotividad. También puede ayudar a despertarlos si tienen poca energía.

Alternativa 1: Coloquen su abrigo o polerón o chaqueta doblada en el asiento de la silla; que se sienten sobre la ropa doblada y los pies firmementes apoyados en el suelo.
Alternativa 2: Acostarse boca abajo a lo largo de una sola fila de libros pesados ​​​​colocados uno al lado del otro, equilibrándose con cuidado, mientras se apoyan con las piernas estiradas y con los pies tocando el suelo. Coloquen los libros en un área alfombrada para mantenerlos en su lugar.

3. Postura del niño: Al enroscarse hacia adentro, los estudiantes también tienen la oportunidad de ir mentalmente hacia adentro y tomarse un momento para sí mismos y bloquear visualmente el mundo. Este es un buen ejercicio para probar si sienten altos niveles de emotividad o altos niveles de energía física. Nota: Esto puede ser más cómodo en una superficie más suave, como una alfombra.

4. Mandalas: ¿Sabías que los mandalas son una forma de meditación? Para esta actividad, los estudiantes colorean el diseño simétrico preimpreso. El nivel de dificultad va de simple a extremadamente complejo y la cantidad de atención que necesitan los alumnos para terminar de colorear un mandala es total y completa.

Este nivel de atención les permite a sus alumnos tomarse un descanso de un día ajetreado y concentrarse por completo en el acto de colorear. Esta es una gran actividad si sus estudiantes sienten altos niveles de emotividad o altos niveles de energía física.

Consejos para implementar las estrategias

Involucrar al curso en el aprendizaje de una nueva estrategia de autorregulación cada semana. En el transcurso de la semana, continua reforzando la estrategia en una o más de las siguientes formas:

Proporciona imágenes tangibles para acompañar las estrategias cuando corresponda, por ejemplo, una pulsera de hilo que recuerde una estrategia y que lo utilicen todos los estudiantes, o tarjetas de afirmación.

Involucre a las familias en la comprensión de las estrategias y herramientas aprendidas para que haya coherencia entre lo que está haciendo en clases y el lenguaje que se usa en la casa.

Finalmente, refuerza las diferentes estrategias a lo largo de todo el día a través de las interacciones con sus alumnos, con el fin de que desarrollen la autorregulación en su día a día. Por ejemplo, en las mañanas traten de anticipar juntos los momentos en que las diferentes estrategias pueden ser útiles.

Fuente: Edutopia